El club de bares que ofrece descuentos en tragos

shutterstock_367064015.jpg_1913337537-1“¡Cerveza sin coste!”, exclaman ciertos carteles que procuran llamar la atención para entonces decepcionar revelando que finalmente no había tal bebida y el motivo del mensaje no guardaba relación con disfrutar un buen trago. Una estrategia afín adoptaron los fundadores de Tonic, el emprendimiento que se describe como “el primer club de bares”, dando beneficios en diferentes locales nocturnos tanto a los usuarios que se subscriban a la plataforma como a los que simplemente decidan descargarla.


“Vimos un concepto afín en un emprendimiento en U.S.A. y pensamos que podía caminar realmente bien en Buenos Aires por el bum de cervecerías y coctelería de autor que hay en la ciudad”, afirma Juan José Marinelli, uno de los fundadores. La idea primigenia para este ingeniero informático ex Despegar.com era crear una guía de bares que otorgara beneficios para aquellos que pagaran una membresía. Sin embargo, Marinelli y sus 2 asociados adaptaron la estructura a la cultura local. “El usuario argentino no está tan acostumbrado al modelo de suscripción y no penetra tanto en el mercado”, explica. Y agrega: “Le procuramos una vuelta de rosca a fin de que tenga interés para los que no pagan, que tenga valor”. Entonces, optaron por brindarle asimismo ciertas opciones a aquellos que no quisiesen subscribirse.

Con más de 200 bares en la guía, hay más de 60 de ellos que tienen un pacto con Tonic. Los usuarios free pueden lograr desde happy hour extendidos hasta promociones en cervezas en los locales indicados, mientras que los miembros premium pueden adquirir un trago a elección sin costo por día en cualquiera de los bares designados a cambio de $ ciento noventa y nueve por mes. “Actualmente tenemos en torno a trescientos suscripciones activas y más de veinte descargas de la aplicación”, cuenta Marinelli, que creó el emprendimiento en abril de 2017. Conforme los números de la plataforma, hay aproximadamente 300 pedidos de tragos por semana.

A la hora de desarrollar la compañía, la habilidad técnica era algo con lo que contaban con lo que la inversión inicial, que fue de más o menos $ 200.000, estuvo en publicidad y posicionamiento. “Hoy nos enfocamos más en cervecerías que en bares con tragos de autor, si bien eso va mudando según el humor de la gente. Los locales que abren le dedican bastante tiempo a la ambientación y la cantidad de canillas, eso lo tenemos mucho en cuenta”, expresa Marinelli. El equipo de Tonic pasea constantemente la ciudad buscando nuevos lugares para sumar a la guía. El intercambio es simple: les proveen clientes del servicio y el bar admite las promociones.

Tambien esta pensando en la posiblidad de nuevos negocios como ser el alquiler de barras moviles y publicar barras moviles precios en diferentes portales.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *