La monetización de datos anónimos es el camino a seguir – pero ¿quién llegará primero?

Antes de hacer alguna predicción para el futuro, examinemos las lecciones de 2016. Si las obsesiones de los medios de comunicación coinciden con las del público -que es su trabajo-, la privacidad se hizo cada vez más importante en los últimos 12 meses. Los temores sobre la soberanía, la seguridad y la privacidad de la información personal rara vez estaban fuera de la noticia.

El año 2016 nos enseñó que la comercialización intrusiva, la vigilancia de estilo Big Brother y las pérdidas de datos irresponsables son grandes problemas con el público. Todavía tienen hambre de información y entretenimiento en sus teléfonos móviles y la relación con sus teléfonos es cada vez más íntima, pero la intimidad va de la mano con la confianza. La buena noticia es que no se trata tanto de la recolección de datos que les preocupa, sino de que los suscriptores no seguirían ofreciendo voluntariamente sus datos personales en masa a miles de proveedores de servicios, sino el abuso de esa responsabilidad que les está haciendo perder confianza. Esta es la razón por la que hay un auge en la demanda de datos no personales, y por qué la monetización anónima de datos (ADM) será uno de los mercados de crecimiento más importantes en 2017 junto con el marketing digital. No es chump-cambio tampoco. Se están haciendo contratos anuales de siete cifras con los editores de aplicaciones para obtener datos anónimos basados en la ubicación, que tienen un alto valor para el sector de las telecomunicaciones móviles.

Mientras tanto, otra tendencia menos preocupante para el público en general fue la caída de los ingresos de los desarrolladores de juegos, ya que cada vez era más difícil persuadir a los clientes a pagar. A medida que los cambios en la publicidad en línea siguen concentrando el poder en manos de los proveedores de contenido más grandes y omnipresentes a nivel mundial, esto ha afectado a los desarrolladores de dispositivos móviles en un doble golpe.

Si estas tres tendencias persisten en 2017 -y su ímpetu sugiere que lo harán-, los fabricantes de juegos y aplicaciones tendrán tres fuentes potencialmente menores de ingresos. Por un lado, pueden vender sus aplicaciones por una cuota inicial, que es cada vez más difícil en los días de freemiums y cambios volátiles en la demanda. Por otro lado, el modelo freemium, que consiste en regalar software con la esperanza de atraer a los usuarios a pagar por mejoras, está resultando desafiante y altamente competitivo. La tercera opción, la publicidad, es cada vez más difícil de mantener. La buena noticia es que hay una cuarta opción emergente y que podría ser un salvavidas. No es chump-cambio tampoco. Se están haciendo contratos anuales de siete cifras con los editores de aplicaciones para la recopilación de datos anónimos basados en la ubicación.

Al igual que el público exige que se desinfecten más datos relacionados con ellos, ha habido un auge en la demanda de datos basados en la localización anónima de la industria móvil, en particular las compañías de telecomunicaciones móviles, que buscan información sobre la cobertura de la red móvil y el móvil actuación. Al mismo tiempo, hay un crecimiento en la demanda de los anunciantes que cada vez más quieren utilizar la orientación basada en la ubicación como parte de sus esfuerzos de campaña. Empresas como Uber creando la ciudad de la demanda por la ciudad han demostrado los éxitos a ser ganados usando este acercamiento. Naturalmente, es probable que el equipo de marketing online del gigante de los transportes pague mucho más sobre una base de pago por clic para apuntar a geografías específicas, en contraposición a una campaña más amplia y menos enfocada dirigida a una audiencia irrelevante. Esto a su vez genera mayores ingresos de pantalla y de PPC para los editores de aplicaciones móviles que muestran los anuncios.

Una de las razones por las que se espera que ADM crezca en 2017 es que alcanza el punto ideal entre tres conjuntos de aspiraciones: la necesidad de que los anunciantes apunten al público basado en la localización, la demanda en el sector móvil y de telecomunicaciones para comprender y mejorar la red La cobertura y el deseo de que los editores de contenido móvil (como los juegos y los desarrolladores de aplicaciones) encuentren nuevas maneras de ganar dinero. Cuando estos tres afluentes se combinan, forman una corriente de ingresos poderosa.

Muchos desarrolladores de aplicaciones no tienen la capacidad de proporcionar o monetizar esta información por su cuenta, así que ¿con qué rapidez pueden llegar a bordo? Un desarrollador de juegos, por ejemplo, podría insertar código en sus aplicaciones existentes, que recolectaría datos anónimos basados en la ubicación de los usuarios en segundo plano. Dado que esta información se refiere sólo a la ubicación de la celda en la que reside el dispositivo móvil y no se recopilan identificadores de dispositivos personales o únicos, no se plantean problemas de privacidad. Sin embargo, la simple adición de esta capacidad de informar datos agrega masivamente al valor del software.

Tag: agencia marketing digital

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *