Clio RS, a prueba

Tuvieron que pasar ocho años para que Renault se atreviera a cumplir el sueño de los fánaticos de su hatchback deportivo: el Clio Sport. Pero ha valido la pena. Un diseño 100% renovado, un buen nivel de innovación, mucha tecnología, cubiertas fate o cubiertas michelin o cubiertas pirelli y un motor turbo con 200 caballos de fuerza son las principales credenciales de este pequeño gran consentido de los mexicanos.

Diseño exterior
Es la cuarta generación del Clio y una de las primeras cosas que saltan a la vista son las siglas RS que están al frente, bajo el gran logo de Renault. Se trata de las iniciales de Renault Sport Technologies, una división de la firma francesa que nació en la década de los 70 en el automovilismo deportivo.

Destaca el sello deportivo de su diseño, que considero muy bien logrado y balanceado, desde el frente que es muy atractivo por sus luces tipo LED, hasta la parte trasera, donde resaltan dos grandes salidas de escape cromadas y en forma rectangular integradas en el difusor, así como el alerón que sobresale en el portón trasero. Me gustan también sus rines de 17 pulgadas con un diseño especial para este hatchback, que es de cuatro puertas, pero tiene apariencia de coupé, pues las manijas de las puertas traseras están ocultas y eso resalta el ADN de su nomenclatura RS.

Interior diseñado para el manejo deportivo
Desde que abres las puertas del Clio RS sobresale toda la atmósfera que te hace vivir la experiencia de manejo de un deportivo: Los asientos te envuelven de forma perfecta, hay paletas de cambio de velocidades fijas al volante e instrumentos grandes y fáciles de leer. Todo esto se une a un look interior en el que todo es en color negro, con excepción de algunos detalles en rojo en las puertas, las costuras del volante, asientos y en los cinturones de seguridad… Sin duda, una atmósfera propicia para un manejo dinámico.

Tecnología para ayudar y divertirse
Renault Sport pensó en cada detalle para hacer del Clio RS un auto único. Para muestra basta un botón, en este caso el centro de información RS Monitor que se despliega en una pantalla de siete pulgadas, tactil y a color ubicada en la consola central. En esta aplicación encuentras toda la información sobre el desempeño del Clio, como la aceleración, las fuerzas G que se producen mientras manejas y, si eres fanático de la ingeniería, te brinda la curva de torque y potencia que el auto genera, como si estuvieras en un dinamómetro probando tu Clio.

En esta pantalla también está el centro de infoentretenimiento, que incluye GPS, Bluetooth para manos libres (que te permite conectar tu celular para hacer llamadas y tocar música, entre otras cosas), o para entrar al reproductor de medios para elegir la fuente que quieres reproducir, entre las que están Audio Bluetooth, entrada auxiliar o memoria USB.

Pero lo que más llama la atención, sin duda, es la aplicación que el Clio incluye para ambientar el interior del vehículo. Está en la pantalla y se llama R.S. “Sound Effect”; ésta te permite elegir el sonido al interior del habitáculo; puedes escoger entre un Nissan GTR, un Clio Cup 2012, un R8 Gordini, una motocicleta o incluso el sonido de un auto concepto. Pero, mucho ojo, se trata sólo del sonido en el interior y no modifica ni el manejo, ni el sonido del motor hacia el exterior.

Y para los fanáticos de los videojuegos, mediante una memoria USB puedes “cargar” y “descargar” datos del comportamiento dinámico del vehículo si estás en un circuito; además, vía GPS es posible cargar la pista para almacenarla en la memoria interna del auto y así cronometrar cada vuelta y ver las gráficas de la telemetría como en un auto de competencia. El Clio RS es un auto de carreras adaptado para las calles.

Manejo excepcional
El Clio RS está diseñado para ser un auto ágil y divertido, debido a su aerodinámica y el bajo peso de su carrocería; además, cuenta con un motor turbocargado de cuatro cilindros y 1.6 litros con 200 caballos de fuerza y un torque de 177 Lb-pie que se notan desde que pisas el acelerador, ya que la potencia se siente desde las 1,750 revoluciones por minuto.

Cuenta con una transmisión automática de seis velocidades y, aunque no hay versión manual, Renault pensó en todo con esta caja de doble embrague llamada EDC Efficient Dual Clutch, de la marca Getrag, ya que cuenta con paletas detrás del volante para brindarte un mejor desempeño. Gracias a esta combinación, el Clio RS te hace sentir en un auto casi de competencia por sus cualidades técnicas y también por sus innovaciones en su consola central; es como manejar un auto en un videojuego.

Finalmente, vale la pena destacar que este Clio cuenta con dos modos de manejo: el normal y el deportivo, que se activa por medio del botón el R.S. Drive, ubicado debajo de la palanca de velocidades. Esta tecla modifica el comportamiento del vehículo para ofrecer una respuesta más rápida en aceleración junto a los cambios de velocidades, además, se desconectan permanentemente los controles de tracción y estabilidad, por lo que te aconsejo que no lo desconectemos en carretera.

También te podría gustar...